Congreso Virtual sobre Anatomía Patológica

Direccion de contacto
fiogf49gjkf0d
Emilio Mayayo Artal Sección de Patología Infecciosa. Servicio de Patología. Hospital Universitario Juan XXIII. Tarragona. Facultad de Medicina y Ciéncias de la Salud. Universidad Rovira y Virgili. Tarragona. España.

La radiofrecuencia de los teléfonos móviles acelera la carcinogénesis. Importancia del ión calcio en la señal conductora del proceso

EMILIO MAYAYO ARTAL*, LEOPOLDO J. ANGHILERI**, ROSA MAYAYO ALVIRA*
* UNIVERSIDAD ROVIRA Y VIRGILI ESPAÑA
** UNIVERSIDAD DE NANCY. FRANCIA. FRANCIA

Resumen

            INTRODUCCIÓN. En el presente trabajo mostramos los cambios que se observan en un modelo experimental tras la irradiación con radiofrecuencia (Rf) emitida por teléfono móvil. Así mismo se compara la aceleración de la carcinogénesis inducida por esta radiación no ionizante y el complejo férrico-adenosin trifosfato.

            MATERIAL Y MÉTODOS. Se usaron ratones hembra de 4-5 semanas de una raza modificada genéticamente que se caracteriza que en el tiempo desarrolla linfomas en tejidos linfoides y extralinfoides. Distribuidos en grupos, uno se irradió 1 hora semanal durante 4 meses, otro grupo se inyectó intraperitonealmente 5 mmol de FeATP en 0.5 ml de suero salino. Ambos grupos tuvieron su grupo control uno simulando la irradiación y otro inyectando solamente suero salino. Se mantuvieron “ad libitum” y se siguieron hasta los 18 meses de vida. Se estudiaron histopatológicamente los principales órganos, el líquido ascítico y sangre, y las características clínicas.

            RESULTADOS. Comparando con los animales usados como control, tanto en los ratones irradiados con radiofrecuencia como en los inyectados con FeATP se observa  hiperplasia de órganos, presencia de linfocitos atípicos en sangre y líquido ascítico, así como el desarrollo de linfoma/leucemia. En los diferentes ganglios estudiados y en hígado, bazo, riñón, cerebro y glándulas salivares, hay una infiltración linfoide atípica. Así mismo, la muerte está más acelerada en los irradiados con Rf.

            CONCLUSIONES. La radiofrecuencia induce formación de tumores linfoides en los diferentes órganos estudiados. Se puede enfatizar en el rol del influjo de la señal del ión calcio en la activación de los oncogenes, así como en el fracaso de las inmunodefensas dependientes del timo. Ante estos hallazgos llamamos a la prudencia de uso/abuso de los teléfonos móviles, sobre todo, en niños y jóvenes sin un desarrollo corporal consolidado.


 

Introduccion    

fiogf49gjkf0d

Hace tres décadas, Tyler  publicaba una monografía describiendo las propiedades biológicas de la radiación no-ionizante e incluía otros 50 trabajos experimentales más. Después de la publicación de esta revisión poco se ha hecho y los sujetos permanecemos poco concienciados  ante la gran difusión del uso de los microsondas y la radiofrecuencia (Rf). Actualmente, la literatura sobre los riesgos en los humanos bajo este tipo de irradiación, está muy limitada. Las publicaciones incluyen casos sobre aspectos como la aceleración de carcinogénesis química o espontánea (Szmigielski,1982), la correlación entre la incidencia de leucemia y la exposición ocupacional a campos eléctricos y magnéticos (milham,1982), los efectos sobre la proliferación linfocitaria (Czerski,1975), los efectos citogenéticos de daño cromosómico en los linfocitos (Tice,2002), los efectos citogenéticos sobre los fibroblastos humanos (Pacini,2002), la interrupción del equilibrio electroquímico de las células y su funcionamiento (Panagopoulos,2002), el estrés induciendo cáncer y alteraciones en la barrera hemato-encefálica (Leszczynski,2002), y el aumento, estadísticamente significativo, de riesgo de tumores cerebrales entre los usuarios de teléfonos móviles analógicos (Hardell,2003). A pesar de las evidencias experimentales, hay estimaciones controvertidas y subjetivas de los riesgos para la salud, basados en la confusión o el sesgo de uso de factores causales o no causales, deduciendo que la información aportada a la población ha sido poca e insatisfactoria. En respuesta, hemos decidido estudiar los efectos de la radiofrecuencia sobre la influencia del ión calcio celular para determinar los mecanismos que existen en la aceleración e inducción de carcinogénesis. La incuestionable clave jugada por  la señal del calcio en la proliferación celular y transformación maligna (Macmanus,1982;Whitfield,1990; Anghileri,1995), valida nuestra elección.

El espíritu de este estudio fue comparar la aceleración de la carcinogénesis en un modelo animal experimental propio para el desarrollo de linfoma, tratado con Rf o con complejo ATP-férrico (ATP-Fe). Se ha usado el ATP-Fe  ya que es bien conocido su potencial de  carcinogénesis debido a la inducción de aumento del influjo celular del ión calcio (Anghileri,1991,1997,2001,2002).

 

 

 

 

Material y Métodos    

fiogf49gjkf0d

Se usaron grupos de 20 ratones hembras Ico:OFI (IOPS Caw), de una edad entre 4-5 semanas, del laboratorio Charles River (IFFA CREDO, France), ratones que han sido modificados genéticamente y tienden a desarrollar linfoma a lo largo de su vida. Se les irradió durante una hora semanal durante cuatro meses o bien se les dió una inyección intraperitoneal de 5 μmol de ATP-Fe disuelto en 0.5 ml de solución salina al 0.9 %, también una vez por semana y durante el mismo periodo. Ambos grupos tenían sus grupos control a los que se les irradió simuladamente o se les inyectó solamente suero salino al 0.9%. El ATP-Fe fue preparado  y ensayado analíticamente como ya describimos anteriormente (Anghileri,1994).

La exposición a Rf se llevo a cabo en una cámara cilíndrica de polipropileno con la antena de un teléfono móvil situada en el centro. Este aparato trabaja a una frecuencia de 800 mHz. Los ratones se hallan libres en un corredor circular de 5 cm, separados de la antena por 2 cm. La temperatura de la cámara se mantenía a 23-25º por circulación de aire frío. Todos los animales se mantuvieron “ad libitum” hasta un máximo de 18 meses de vida.

Durante el experimento, los ratones que mostraban un marcado deterioro de su salud, sugiriendo una muerte inmediata, eran sacrificados para evitar la necrofagia. Los ratones muertos eran diseccionados para la observación patológica y los órganos a estudio eran fijados en formol al 10% y tras un corto periodo de fijación se procesaron automáticamente, se incluyeron en parafina y se realizaron secciones de 3 μm que se colorearon con Hematoxilina-eosina.  Se hizo hincapié en los principales fluidos y órganos implicados en el proceso de carcinogénesis como son, sangre, líquido ascítico y los principales órganos como, bazo, hígado, ganglios de diferentes localizaciones, pulmones, riñones, glándulas submaxilares, ovarios y sobre todo cerebro.

Conociendo que la vida máxima de esta especie es de 24 meses y para que no hubiera interferencias patológicas producidas por la edad, el seguimiento clínico llegó hasta los 18 meses. De acuerdo con el proveedor, esta especie de ratones (IFFA CREDO, France) tiene una mortalidad del 4% a los 13 meses (para un n = 300), y cerca del 50% a los 20 meses. La misma fuente aporta que solamente un 1% de los ratones presenta linfoma o leucemia a los 13 meses y un 6% a los 18 meses (para un n = 200).

Para estudiar la pronta inducción y aceleración a la carcinogénesis con estos dos métodos, hemos realizado un seguimiento comparativo en los grupos tratados y en los controles sobre todo en tres afectos principales: a) la proliferación linfocitaria y la infiltración de órganos produciendo hipertrofia, así como la linfocitosis y la ascitis linfoide; b) el desarrollo de tumores linfoides y no linfoides extranodales; c) la mortalidad.

 

 

Resultados    

fiogf49gjkf0d

Los órganos hipertrofiados se expresan como el aumento de peso en porcentaje al indice de crecimiento en cada grupo tratado y en relación a su desarrollo, el cual es igual al peso del órgano / ratio de peso de cuerpo y en ambos grupos fueron mas grandes que el mayor valor del grupo control. El grupo de ratones tratados con Rf y los tratados con ATP-Fe muertos antes de los 12 meses muestran valores similares para bazo e hígado. Sin embargo, los valores para riñón y ganglios linfáticos abdominales fueron mayores en los ratones sometidos a tratamiento con Rf. En el grupo de ratones tratados con Rf que murieron entre los 12 y 18 meses, los valores para bazo, hígado y ganglios abdominales fueron menores que en el grupo control, pero los valores para los riñones fueron mayores. La afectación por infiltración linfoide en estas hipertrofias fue corroborada por el estudio histopatológico. Los resultados histopatológicos más significativos hallados en los animales del grupo irradiado con Rf, son el presentar una marcada infiltración por linfocitos atípicos, grandes, linfoblásticos en los principales órganos y tejido estudiados. A nivel de bazo hay sustitución de la arquitectura, sobre todo de pulpa roja por elementos linfoides blásticos que se disponen en sábana, sin focos de necrosis, que llegan a pasar la cápsula y salir a tejido graso adyacente (Fig 1); en hígado hay aumento de los espacios portas por elementos linfoides de similares características y que también se hallan distribuidos por entre los sinusoides, a los que dilatan (Fig 2); en riñón, también infiltrados linfoides que desplazan la arquitectura o engloban glomérulos y túbulos (Fig 3);similares patrones hay a nivel de ganglios, timo, ovarios, glándulas submaxilares, al igual que en tejidos blandos que rodean los órganos (Fig 4). A nivel de SNC, ni cerebro, ni cerebelo mostraron crecimientos gliales o celulares, si  se observó infiltración meníngea en cerebro y cerebelo, sin pasar a tejido nervioso, de elementos linfoides atípicos, similares a los descritos en otros órganos (Fig 5). En el grupo de ratones que murieron antes de los 12 meses, el porcentaje de ascitis fue del 100% en los ratones tratados con ATP-Fe y del 75% en los ratones tratados con Rf. En ambos casos el rango de volúmenes fue aproximadamente el mismo (menos de 2 ml). En el grupo de ratones muertos entre 12 y 18 meses, el porcentaje fue del 40% para los tratados con ATP-Fe y del 13 % para los tratados con Rf. En este grupo, el volumen fue diez veces mayor que en el grupo de ratones muertos antes de los 12 meses. No existía ascitis en los grupos control. En los dos grupos tratados, el recuento de linfocitos en sangre fue de 15 veces mayor para los tratados con Rf y de 10 veces mayor en los tratados con ATP-Fe que en los animales control. Cabe destacar que cuando los recuentos eran muy altos, aparecían muchas formas inmaduras de linfocitos. Debido a la localización interna, el desarrollo de tumores extranodales, solo se pudo detectar después de la muerte y su presencia fue mas importante en los ratones muertos entre los 12 y 18 meses que entre los animales muertos antes de los 12 meses. Los tratados con ATP-Fe solamente desarrollaron tumores linfoides, mientras que los tratados con Rf inducen formación de tumores no linfoides como tumores mixtos (carcinosarcomas) o sarcomas (fibrosarcomas).

 

Fig.1 - <div style=fiogf49gjkf0dFig. 1. Infiltración esplénica por células linfoides blásticas.">
Fig.1 -

fiogf49gjkf0d
Fig. 1. Infiltración esplénica por células linfoides blásticas.


Fig.2 - <div style=fiogf49gjkf0dFig. 2. Sección de parénquima hepático donde se observa una clara infiltración por elementos linfoides blásticos.">
Fig.2 -

fiogf49gjkf0d
Fig. 2. Sección de parénquima hepático donde se observa una clara infiltración por elementos linfoides blásticos.


Fig.3 - <div style=fiogf49gjkf0dFig. 3. Sección de riñón donde se observa una sustitución del parénquima por infiltrados linfoides.">
Fig.3 -

fiogf49gjkf0d
Fig. 3. Sección de riñón donde se observa una sustitución del parénquima por infiltrados linfoides.


Fig.4 - <div style=fiogf49gjkf0dFig. 4. Partes blandas infiltradas por linfocitos de gran tamaño.">
Fig.4 -

fiogf49gjkf0d
Fig. 4. Partes blandas infiltradas por linfocitos de gran tamaño.


Fig.5 - <div style=fiogf49gjkf0dFig. 5. Sección de cerebro donde destaca una marcada infiltración linfoblástica a nivel de meninges sin afectación de parénquima.">
Fig.5 -

fiogf49gjkf0d
Fig. 5. Sección de cerebro donde destaca una marcada infiltración linfoblástica a nivel de meninges sin afectación de parénquima.




Discusión    

fiogf49gjkf0d

La irradiación de Rf se llevó a cabo usando el método descrito en un trabajo previo, en el que se demuestra que la Rf  modifica la señal de transmisión del calcio en el espacio intracelular (Anghileri,2005). El teléfono móvil (Alcatel OT501: 800 mHz), es un aparato utilizado para las telecomunicaciones, que opera según las condiciones establecidas por la comisión Europea de estandarización para el uso público de estas telecomunicaciones.

Los efectos de la irradiación Rf sobre los sistemas biológicos aparentemente depende de la frecuencia de ventana y de la influencia  potencial de la segunda modulación de una continua emisión de campos electromagnéticos (onda contínua). Hay sido publicado que la energía de Rf no modulada no induce cambios en los flujos de calcio celular y que los cambios observados a 11 y 16 Hz disminuyen en magnitud para una frecuencia de modulación ascendente y descendente, lo que indica que hay ciertos componentes lentos de Rf que son críticos para el movimiento del calcio celular transmembrana (Bawin,1975).

La importancia de la homeostasis del calcio celular en la carcinogénesis es innegable. La dependencia de transformación neoplásica con grandes cambios en la sensibilidad de  conducción de la señal cálcica y el punto diana de la diferenciación celular está bien reflejado por la cobertura del control del ciclo AMP dependiente, durante la transformación neoplásica de los linfocitos. Esta es una consecuencia de la baja dependencia en la señal del calcio resultante de un gran influjo de calcio, que reduce su concentración celular por la obtención de la saturación de las estructuras del tampón cálcico (Whitfield,1990).

Nuestros resultados, entre los que se destaca una marcada hipertrofia de órganos y el desarrollo de proceso neoplásico linfoma/leucemia, con linfocitosis y ascitis linfoblásica, indican que los efectos de tratamiento Rf en la aceleración de la carcinogénesis pueden ser el resultado de la activación de un linfomagen o de otros tipos de oncogenes. La modificación de la señal calcio parece ser la responsable de este fenómeno. Esta modificación es el resultado de dos diferentes procesos: El primero es la exposición a la Rf que provoca variaciones en las concentraciones de calcio circundante por la modulación rítmica de la energía Rf, la que puede alterar el equilibrio entre iones, macromoléculas de polianiones y glucoproteinas de la superficie celular y conduce a la entrada de calcio extracelular (Bawin,75). Estos hechos han sido confirmados por un reciente trabajo publicado por nosotros mismos (Anghileri,2005). El segundo proceso es que la exposición al ATP-Fe actúa por vía del deterioro de la función de la bomba calcio-ATPasa (Anghileri,1995). Estos dos efectos causales pueden producir los mismos resultados: La modificación de los flujos del calcio que afectan la carcinogénesis. En el caso del ratón predispuesto a sufrir linfoma, esta conclusión está reforzada por el conocido efecto de la señal cálcica en la proliferación linfoide (Lichtman,1983).

Los resultados  de este estudio muestran un patrón similar en la aceleración de la carcinogénesis. Las pequeñas diferencias entre algunos de los parámetros pueden atribuirse a el hecho que durante la irradiación Rf el cuerpo del ratón está en movimiento, mientras que en el tratamiento con ATP-Fe solamente hay que tener en cuanta la difusión y el metabolismo (Anghileri,1994). Estamos realizando otros trabajos sobre loe efectos de sinergismo del hierro y la sobre carga de calcio e irradiación simultanea de Rf que presentan resultados que refuerzan los presentados.

En conclusión, para evitar controversias en la evaluación de los resultados de los riesgos de la exposición a la Rf, hay que considerar: a) La presencia de oncogenes de origen genético o dependientes de inductores físicos o químicos; b) la presencia de agentes endógenos o exógenos capaces de modificar los flojos de la señal celular del calcio; c) la disminución de las defensas inmunes debidas al envejecimiento. Ante los resultados observados, llamamos a la prudencia en el uso y sobretodo en el abuso de la radiofrecuencia de los teléfonos móviles, sobre todo en niños y en jóvenes que no tienen el total desarrollo de sus estructuras, puede que en un futuro próximo, haya un incremento de patología linfoide, sobre todo en personas predispuestas y esté en relación a los resultados de este estudio.

 

 

 

Agradecimientos    

fiogf49gjkf0d
A todas las técnicos del laboratorio del servicio de patología del Hospital Universitario Juan XXIII, que han contribuido con su trabajo en poder realizar este estudio.

 

Bibliografía    

Anghileri LJ (1991). Effects of Fe3+-tumor cell interaction on Ca2+-uptake by Ehrlich ascites tumour cells. Cell Calcium 12:371-4.

Anghileri LJ, Robert J (1994). In vivo distribution of ferric-ATP complex. Eur. J. Drug Metab. Pharmacokinet. 19:1-3.                                                                     

Anghileri LJ (1995). Iron, intracellular calcium, lipid peroxidation and carcinogenesis. Anticancer Res. 15:1395-1400.

Anghileri LJ, Thouvenot P, Bertrand A (1997). Effects of iron complexes on brain calcium homeostasis. Ann. Clin. Lab. Sci. 27:210-5.

Anghileri LJ, Plenat F, Labouyrie E, Thouvenot P (2001). Iron- and aluminum-induced carcinogenesis. Anticancer Res. 20:3007-12.

Anghileri LJ, Mayayo E, Domingo JL, Thouvenot P (2002). Toxic and carcinogenic effects of parenteral and percutaneous ATP and its iron complex. Drug Chem. Toxicol. 25:267-79.

Anghileri LJ, Mayayo E, Domingo JL, Thouvenot P (2005). Radiofrequency-induced carcinogenesis : cellular calcium homeostasis changes as a triggering factor. Int. J. Radiat. Biol. 81:205-9.  

Bawin SM, Kaczmarek LK, Adey WR (1975). Effects of modulated VHF fields on the central nervous system. Ann. N.Y. Acad. Sci. 247:74-81.

Czerski P (1975). Microwave effects on blood-forming system with particular reference to the lymphocyte. Ann. N Y. Acad. Sci. 247:232-42.

Hardell L, Mild KH, Carlberg M (2003). Further aspects on cellular and cordless telephones and brain tumours. Int. J. Oncol. 22:399-407.

Leszczynski D, Joenvaara S, Reivinen J, Kuokka R (2002). Non-thermal activation of the hsp 27/p 38 MAPK stress pathway by mobile phone radiation in human endothelial cells: molecular mechanism for cancer- and blood-brain barrier-related effects Differentiation 70:120-9.

Lichtman AH, Segel GB, Lichtman MA (1983). The role of calcium in lymphocyte proliferation (An interpretive review). Blood 61:413-22.

Macmanus JP, Boynton AL, Whitfield JF (1982). The role of calcium in the control of cell reproduction. In: The Role of Calcium in Biological Systems (eds Anghileri LJ, Tuffet-Anghileri AM) ; CRC Press, Boca Raton, FL, Vol. I, pp. 147-64.

Milham S Jr (1982). Mortality from leukemia in workers exposed to electrical and magnetic fields. New Engl. J Med. 307:249.

Pacini S, Ruggiero M, Sardi I, Aterini S, Gulisano M (2002). Exposure to global system for mobile communication (GSM) cellular phone radiofrequency alters gene expression, proliferation, and morphology of human skin fibroblasts. Oncol Res. 13:19-24.

Panagopoulos D, Karabarbounis A, Margaritis L (2002). Mechanism for action of electromagnetic field on cells. Biochem. Biophys. Res. Commun. 298:95-6.

Szmigielski S, Szudzinski A, Pietraszek A, Bielec M, Janiak M, Wrembel JK (1982). Accelerated development of spontaneous and benzopyrene-induced skin cancer in mice exposed to 2450 MHz microwave radiation. Bioelectromagnetics 3:179-91.

Tice RR, Hook GG, Donner M, McRee DI, Guy AW (2002). Genetoxicity of radiofrequency signals. Investigation of DNA damage and micronuclei induction in cultured human blood cells. Bioelectromagnetics 23:113-26.

Tyler PE (1975). Biological Effects of Nonionizing Radiation, papers from Conference at the N.Y Acad. Feb 12-15, 1974. In:  Ann. N. Y. Acad. Sci. 247:1-545.

Whitfield JF (1990). Calcium, Cell Cycles and Cancer. CRC Press, Boca Raton, FL, pp. 211-3.

 

 

Comentarios

- Julia Cecilia Cruz Mojarrieta (06/10/2005 11:21:40)

Muy interesante trabajo, esperamos sirva para que los incredulos vean las alteraciones que puede causar el uso de móviles en especial en niños.

- ELSIE BEATRIZ PICOTT RANGEL (12/10/2005 13:11:17)

Felicitaciones, un trabajo novedoso...aunque confieso que, a pesar de la información suministrada, hermosamente ilustrada y respaldada por bibliografía, soy un poco ecéptica

- NATALIA MARTINEZ CASTILLO (18/10/2005 22:23:37)

Felicitaciones. Un experimento a seguir desarrollando. Soy ignorante en lo que respecta a la radiofrecuencia, por lo que pregunto: qué otros artefactos nos afectan por su intermedio?. Y ademàs: influyó el lugar del cuerpo que se expuso a la radiofrecuencia?. Un saludo de Salto, Uruguay.

- Bernardo Weil Lara (20/10/2005 19:28:51)

Quizás algún día los móviles se vendan como el tabaco, con una nota de advertencia.

- Mario Miguel Morales Wong (21/10/2005 0:58:34)

interesante trabajo de investigación

- Jair Manuel Gutiérrez Herrera (21/10/2005 8:38:06)

Es muy interesante este trabajo, ya que es una advertencia a cerca de la radiación no ionizante de los teléfonos moviles y su asociación con tumores, pueda ser que se realicen mucho más estudios a cerca de esto y se controle de alguna forma el boom que tiene en estos momentos la telefonía móvil en especial con la gente muy joven como adolescentes y niños.

- Jair Manuel Gutiérrez Herrera (21/10/2005 8:39:49)

Es muy interesante este trabajo, ya que es una advertencia a cerca de la radiación no ionizante de los teléfonos moviles y su asociación con tumores, pueda ser que se realicen mucho más estudios a cerca de esto y se controle de alguna forma el boom que tiene en estos momentos la telefonía móvil en especial con la gente muy joven como adolescentes y niños.

- ROSALBA GARCIA (25/10/2005 2:29:22)

Es un estudio muy interesante, sin embargo no hay que perder de vista que se realizo en ratones no en humanos y por si fuera poco en ratones que tienen predisposición a desarrollar linfomas, seria muy interante ver el mismo experimento en animales mas grandes sin predisposición particular a desarrollar tumores. Felicidades

- Juliana Fariña (25/10/2005 3:48:54)

gracias por compartir vuestro trabajo. Hace unos años trabajamos sobre este tema, con material humano recien extraido al que los compañeros de la facultad de física lo exponián a las radiaciones. La parte de anatomia patologica convencional no dio resultados. Podrias darme tu correo electrónico, el mio es hongares@arrakis.es. Enhorabuena gracias. Juliana Fariña.

- Juliana Fariña (25/10/2005 3:53:26)

Dr. emili Mayayo, el deseo de que te pongas en contacto es porque habia otros investigaadores que estudiaron la bioquímica, aspectos enzimaticos, etc que no recuerdo con exactitud. GRACIAS. juliana fariña

- José Miguel Sanz Anquela (27/10/2005 20:45:29)

El estudio es sumamente interesante y las imágenes impactantes tanto por su belleza como por su resolución, pero trato de buscar qué le sucedió a los ratones del grupo control y solo encuentro esta referencia en el texto: "Los órganos hipertrofiados se expresan como el aumento de peso en porcentaje al indice de crecimiento en cada grupo tratado y en relación a su desarrollo, el cual es igual al peso del órgano / ratio de peso de cuerpo y en ambos grupos fueron mas grandes que el mayor valor del grupo control." Supongo que en el artículo publicado publicado en Int J Radiat Biol (pulse aquí para ver resumen), se contarán más cosas, cuantificando el riesgo asociado a ambas exposiciones para cada tipo de lesión evaluada o la supervivencia en los diferentes grupos tratados y controles. El tema de los controles es sumamente importante para no dejar resquicios al escepticismo, como el mostrado en el comentario de ELSIE BEATRIZ PICOTT RANGEL. Enhorabuena a los autores por su valentía en afrontar un tema tan polémico.

- Emilio Mayayo Artal (01/11/2005 23:46:12)

Los resultados mostrados en este trabajo son parte de los obtenidos en un extenso trabajo en el que se han estudiado los cambios de la Rf en ratones propensos y tambié en otros no propensos a desarrollar patología linfoide. Hay varios trabajos en espera de publicación, aceptación o redacción, que irán saliendo a la luz en corto periodo de tiempo. Es un proyecto interesante y ambicioso. Todos los grupos estudiados tienen sus controles y en estos no hay ninguno de los cambios que se observan en los irradiados con Rf. Puede que no queden muy precisos en el presente escrito, pero está más detallado en los estudios a publicar. Gracias a todos por vuestras consideraciones y comentarios. Seguiremos profundizando en el tema ya que debe de alertar a muchos, sobre todo a los políticos.

- Emilio Mayayo Artal (09/11/2005 14:45:00)

Cerrando el CONGRESO, solo puedo dar las gracias a todos, visitantes y comentaristas. Por vosotros vale la pena seguir trabajando. GRACIAS. Emilio


Comentario

Validese con su usuario y contraseña para poder hacer comentarios. Validarse

 

Web mantenido y actualizado por el Servicio de informática uclm. Modificado: 16/06/2015 14:17:25