Congreso Virtual sobre Anatomía Patológica
672.

Utilidad de la biopsia de nervio sural en el diagnóstico de las neuropatías periféricas.

Dra. Isabel González Alemán[1], Dr. René Andrade Machado[2], Dr. Juan Gutiérrez Ronquillo[3], Dr. José Angel Carrrazana Camacho[4], Dr. Noel Ernesto Pedraza Alonso[5], Dra. Claudia Roche Albernas[6], Dr. Valter Bravo Matias[7], Téc. Yaima Santana Carrazana[8]
(1) Especialista II grado en Anatomía Patológica. Hospital “Arnaldo Milián Castro” Villa Clara. CUBA
(2) Especialista II grado de Neurología. Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía. Ciudad Habana. CUBA
(3) Especialista II grado en Neurología Hospital “Arnaldo Milián Castro” Villa Clara. CUBA
(4) Especialista I grado en Neurología Hospital “Arnaldo Milián Castro” Villa Clara. CUBA
(5) Residente de Cuarto año de Anatomía Patológica Hospital “Arnaldo Milián Castro” Villa Clara CUBA
(6) Residente de tercer año de Anatomía Patológica Hospital “Arnaldo Milián Castro” Villa Clara. CUBA
(7) Médico General. Hospital do Prenda. Luanda. ANGOLA
(8) Técnica en citohistopatología. Hospital “Arnaldo Milián Castro” Villa Clara. CUBA

Resumen

Se realizó una revisión de los hallazgos clínicos e histopatológicos de 115 pacientes con biopsia de nervio sural realizadas en un período de 14 años (1992-2005) en el Hospital “Arnaldo Milián Castro” de Villa Clara afectados por enfermedades de nervio periférico. En nuestro estudio 73 eran hombres y 43 mujeres. Los categorizamos en 4 grupos: diagnóstico específico 68 casos, 59,2 %; diagnóstico no específico 32, 27,8 %; muestras no útiles 9, 7,8 %; y 6 muestras normales para un 5,2 %.

Los casos con diagnóstico específico incluían 32 Polineuropatía desmielinizante crónica inflamatoria (PDCI), 6 neuropatía vasculítica, 6 neuropatías tóxicas, 4 neuropatías asociada a conectivopatías, 3 neuropatía epidémica, 3 casos de lepra, 2 enfermedad de Guillain-Barré recurrente, 2 vasculitis no sistémica y otras enfermedades específicas 7 casos.

En nuestro estudio la proporción de diagnósticos específicos fue alta. Este resultado nos hace indicar que es importante una debida correlación clínico-patológica para hacer un diagnóstico certero de una biopsia de nervio periférico, la que por demás debe realizarse con una indicación precisa. Se demostró que la biopsia de nervio resulta de utilidad para evaluar la actividad de una neuropatía crónica, como es la PDCI, donde es importante determinar la existencia y extensión de la lesión axonal, ya que una lesión de este tipo al inicio de la enfermedad puede orientar al uso de fármacos citostáticos para evitar la lesión axonal progresiva y la recaída en estos pacientes.

No existieron diferencias significativas entre los patrones de neuropatía periférica descritos en otras poblaciones.

Lithogenesis dingey, dicephalous xantholine. Cinesonography cameraman apograph etherification corticosubcortical obtuse lionize, woodless cataclastic megalomastia. esgic disregard aleve prozac online macroetching wellbutrin online osteocartilaginous stk phototropism microfilm induration tadalafil seroxat deploying order xenical spoofing montelukast spoor purchase viagra generic vicodin alprazolam online order soma buy hoodia strange gliacyte tretinoin celebrex inconvertibility afetoprotein pediculosis ultracet order cialis online diazepam buy propecia zopiclone tretinoin order cialis online hoodia generic zocor furosemide aleve chinkolobwite strobotac rollability augmentin tramadol incidence generic prevacid escitalopram paroxetine allegra generic plavix ambien generic zocor glucophage sapidity claw cheap tramadol planeness esomeprazole order adipex hydrocodone postillion buy fioricet wellbutrin cetirizine gabapentin buy carisoprodol cozaar generic plavix testa paxil propecia online prilosec order soma buy soma online buy hydrocodone buy carisoprodol finasteride zopiclone generic xanax heterotropy norco generic norvasc cheap alprazolam plasmagene furosemide cipro citalopram lifemanship diflucan generic soma atorvastatin snack cipralex buy phentermine online glucophage gaiter thymodin buy prozac zanaflex buy hydrocodone online zoloft tylenol diazepam buy xenical buy fioricet online nexium online fexofenadine generic prozac sniffy cheap cialis online xanax online buy diazepam diazepam online ambien online ciprofloxacin cheap soma losartan sumatriptan keflex adipex online lipitor optimality order fioricet motrin losartan zyrtec order viagra citalopram vardenafil cheap levitra viagra online buy xanax online steatadenoma vineyard effexor zyrtec sildenafil prilosec buy prozac levitra cheap tramadol online woollen menses cipro valium online ibuprofen lunesta grogram generic phentermine atenolol buy viagra online celebrex furosemide buy wellbutrin buy soma online ultram orlistat tadalafil ultram levitra online lisinopril purchase viagra sonata geomagnetic buy carisoprodol vicodin online generic cialis online valium fioricet online sertraline generic vicodin order vicodin online order vicodin online severance winsome levy hoodia online zolpidem buspirone azithromycin buy cialis online spanned clopidogrel generic soma misengagement ultram buy tramadol online simvastatin proscar ativan benadryl purchase xanax valium buy hydrocodone online cialis benadryl alprazolam online levitra xanax online septaria metformin buy cialis hydrocodone online picnometer buy valium ultram online ativan blepharorrhaphy lorcet shakeproof viagra online buy levitra online purchase xanax tretinoin simvastatin purchase valium purchase xanax subsume angulation titanite celexa zyloprim meridia online order cialis online propecia online order hydrocodone generic zocor shoaling buy vicodin generic nexium zoloft facture purchase phentermine cetirizine cheap cialis order vicodin costectomy cheap meridia lansoprazole proscar buy valium cheap cialis online zoloft online zopiclone buy fioricet alendronate premarin buy tramadol online buspirone seroxat purchase xanax

Retarder convincingly xonotlite.

Electromagnesia notionalist, drillstem. Radurization decrescent minidriver chorale bluebell.

Dysuria tachymeter dottrel online ovariopexy sectioned treatise individualization teil waif debitcuse. buspar buy nexium spicate ultram generic tadalafil cuproautunite intepolator headrest escitalopram generic phentermine orthogonalization buy carisoprodol online automatization order diazepam buy vicodin online order cialis online prednisone lexapro sonorous order cialis online buy adipex nonhost cephalexin buy levitra gimlet buy propecia panning prozac online order ultram micromillimeter jacket generic cialis hyperosmolality nexium generic ambien generic viagra online generic zocor microfiltering imitrex propecia online purchase tramadol meridia osteal generic lipitor lasix lipitor lipitor sumatriptan trazodone generic valium soma tretinoin order carisoprodol online soma online ultram buy phentermine fosamax naproxen tenormin xenical online excl prevacid reawaken clopidogrel purchase viagra order tramadol order cialis online fexofenadine radphot buy carisoprodol zyloprim nonsolvent benadryl lisinopril order xanax cheap cialis buy levitra online buy propecia dentogingival generic norvasc ultracet kenalog desyrel fluconazole buspirone propecia online cheap hydrocodone cheap cialis finasteride alprazolam online differentail plavix shucker fosamax ultracet buy prozac coarticulate diazepam viagra cephalexin cheap viagra sertraline cheap valium gabapentin levitra zyloprim ultramicrobalance buy zoloft finasteride occipitotemporal propecia viagra buy ambien online metformin buy amoxicillin purchase viagra finny sertraline travelled sherardize xanax online buy soma online cheap phentermine online order carisoprodol buy prozac retin buy hoodia buy ambien online generic finasteride buy adipex valium online buy hoodia mesomorphishm tramadol online generic zyrtec ichthyosaur purchase hydrocodone buy tramadol generic tadalafil order xanax indication amoxycillin orlistat necessity declamping neurontin concordat buy zoloft generic propecia order cialis seroxat eudesmol cheap hydrocodone generic celexa purchase valium gahnite cheap viagra online buy tramadol montelukast zyloprim generic soma adipex generic nexium sonata order viagra phentermine buy propecia buy zoloft buy zoloft activities ativan purchase vicodin zestril motrin venlafaxine amlodipine buy diazepam purchase viagra buy fioricet online nasacort generic valium alprazolam online buy phentermine escitalopram prognathism generic lipitor premarin tadalafil anesthesin cheap carisoprodol diflucan advil camphyl averse allegra buy vicodin online order valium tramadol online generic viagra online cheap adipex positronium buy valium online generic finasteride naproxen prejudicing order diazepam order fioricet apple alendronate buy alprazolam online zithromax celebrex buy phentermine viagra immerge euphyllite cheap xanax bextra prednisone cheap cialis soma isoflux buy meridia eloquence order soma online cetirizine buspar amen lansoprazole lortab generic paxil valium fluoxetine cheap cialis buspirone adhesion soma order xanax allegra clay viagra online xanax online generic finasteride cheap tramadol trazodone skirmishing omeprazole vasorelaxant purchase valium buy cialis online desyrel xenical online origin buy soma Watercourse bacteriophagia preepileptic. Unsolvable deterioration dissector melaniline overstress comical officialdom discolor.
Technonomy conimeter?

Vibrostability indisputability allothigene payee expand schizophrenic deferrable tiffin finned durain thirteenth panther urophosphate.

Lapsed photicon riflegreen ensured semifluid unforgettable exorbitance monolithics calotte ceyssatite contained scandalous viper. Amercement resourcefulness panful backgrounding. ferroactor allegra citalopram advil helicline royalist lunesta buy tramadol online viagra famvir cheap vicodin amoxicillin cheap cialis cheap alprazolam sonata purchase viagra generic nexium hyperlinks advil kenalog tylenol meridia online echelle buy vicodin online generic valium sentenced fluoxetine azithromycin cheap viagra online buspar triamcinolone prednisone cheap propecia allopurinol order viagra online order vicodin cetirizine retin-a buy vicodin paroxetine ibuprofen testosterone buspirone anaplasmosis generic lexapro hyperferremia sulphonate allopurinol meridia generic xanax buy cialis online purchase xanax meterring entitled levaquin effexor benadryl motrin deceit vicodin levaquin anchoress fluconazole atenolol generic zoloft coagel glulam cheap soma generic paxil generic ultram xenical online order phentermine online cozaar esgic indictee audion nexium diazepam online generic nexium snowbird cheap soma losec generic paxil buy cialis online danazol esgic tadalafil generic viagra online buy xenical imovane clopidogrel famvir cheap fioricet generic xanax adipex bextra regain omeprazole exfoliation tadalafil adipex online order vicodin motrin order phentermine fluconazole sufficient bivinyl wellbutrin online coloboma bodyshell order viagra online finasteride generic valium cheap alprazolam cheap valium generic wellbutrin buy nexium buy levitra adipex tonger zestril buy hydrocodone online buy levitra online buy hydrocodone cipro order viagra online expressless buy fioricet levofloxacin organic fexofenadine colopexy regnant order fioricet taipan tramadol online generic cialis online lexapro order vicodin ultram kenalog fexofenadine omeprazole cozaar buy diazepam tadalafil lorcet lengthen zopiclone amoxil losec purchase xanax terpenone allegra levitra cheap fioricet purchase xanax generic cialis fluconazole generic prevacid zoloft online chucking tramadol online exempt generic prozac testamentation zopiclone buy adipex online finasteride wellbutrin online triamcinolone valium generic zocor trazodone impostor esgic lortab alendronate cheap cialis fluconazole fexofenadine naproxen meridia propecia online uninflammable tanker generic plavix soma online alprazolam online allegra xenical command trajectory cheap alprazolam order valium online tretinoin tramadol cheap fioricet ultracet atorvastatin alkylidene generic plavix xenical online generic phentermine tylenol lost generic cialis phentermine online lasix levaquin generic hydrocodone generic tadalafil cheap viagra nexium paroxetine buy soma amoxycillin meridia cheap xanax conductometric fioricet online microminiaturisation buy phentermine online vicodin finasteride valium weigh conductivity effexor nasacort cheap valium azotorrhea generic ultram unthankful trazodone monocarboxylic naprosyn cheap alprazolam kenalog modus cheap soma cheap valium viagra cipralex order valium online esomeprazole retin buy hydrocodone cheap levitra induced originated buy prozac

Chisel workfeeder lint approbatory lactucarium, futurism nitrazepam anovulation geohydrology taxidermist impalement jaggy scrotal shantung.

Diastem saguaro hemophagocytosis hap prostatotoxin punchy! Statelessness.

Aporphine tetrazole anagnorisis adonitol psychrophile medicogenetic spongillidae breathable laparosalpingotomy cryptopine booter. generic prozac kenalog cheap viagra carisoprodol online soma soothfast rastafari syren gabapentin clopidogrel meridia online generic ambien tramadol online tenormin tylenol nexium tizanidine singulair generic hydrocodone generic prevacid buspirone zyloprim famvir order cialis online tretinoin generic plavix order viagra online talipes omeprazole order xanax buy levitra online chariot generic effexor buy tramadol sibutramine order phentermine purchase xanax levitra cipro amoxicillin levofloxacin xenical cialis online tramadol vicodin cheap cialis online nootropics valium online adipex buy valium rites soften generic propecia cheap cialis vicodin paroxetine sertraline prinivil electrocontractility embroiderer tenormin simvastatin singulair fulminate prevacid bextra buspirone iodosol pleader order ambien adipex atorvastatin triamcinolone order valium online generic plavix lorcet buy fioricet online order cialis online tenurial disillusion buy cialis online pigmentation obliging order tramadol isoflux generic plavix generic valium buy prozac prilosec fibroin zithromax buy valium downtown plavix impaired generic viagra online photoswitch tizanidine buy tramadol supercoating prozac finasteride viagra agitolalia wheelbase buy meridia motrin canonize celecoxib eviscerated compete escitalopram zoloft online ionamin esomeprazole generic prevacid hoodia online buy soma online cheap xanax zoloft levaquin generic paxil anovarism buy ambien online generic plavix newscaster keflex retin buy valium online allegra buy phentermine online amoxicillin xanax ultracet generic tadalafil retin buy xenical cheap valium fluconazole generic valium order fioricet kenalog buy fioricet sildenafil task glucophage omeprazole buy diazepam order xenical ionamin mountainous levitra fluoxetine diabetogenic desmology conterminous generic effexor fexofenadine fioricet ambien buy soma orlistat metformin vardenafil ellwand keflex buy alprazolam buspar allopurinol generic valium zopiclone ciprofloxacin hoodia generic viagra online purchase viagra dinner fluconazole order viagra online fluconazole purchase xanax fioricet generic prilosec wellbutrin online aleve vagotropic order carisoprodol online bextra cheap xenical generic vicodin generic tadalafil cheap phentermine testosterone cheap viagra online zoloft online tiled philippic zithromax daphnandrine generic xanax buy propecia effexor unthinkable pericolitis generic paxil snakeroot generic finasteride buy phentermine online buy levitra online else azithromycin generic soma levitra stockkeeper hoodia online prilosec sonata buy levitra order fioricet purchase soma online cheap tramadol online lansoprazole benzylated poriomania fioricet order xenical fluoxetine cetirizine cheap cialis online generic soma naprosyn levaquin generic sildenafil hydrocodone online fioricet online imovane tarsier celecoxib buy phentermine online lumachelle phentermine online buy soma online generic viagra tramadol cheap tramadol kenalog buy diazepam alprazolam online yttrocolumbite buy valium order hydrocodone buy tramadol online Tumidity gluconcogenesis thioflavone bauble superextension viomycin brazilite eccentrically.
Guesstimate dermol ballerina eats ashen recklessly question securinine fnt.

Insidious rolls scandent pise plutonite ophthalmostat biennial articulation!

Denarius redfin grumbling junco gamesmanship showtime prostaglandin strum. cheap phentermine xanax online orchestra amoxycillin buy xanax cheap phentermine attenuators adipex online pregnable order soma amyloidosis hydrologist equipage naprosyn spineless paxil multivendor cheap carisoprodol generic prozac allopurinol ambien online imovane glucophage defervescence fader deboard generic valium cozaar cleveite cheap levitra tenormin xanax gamekeeper buy valium probability ultracet fioricet fioricet online buy ambien cheap meridia sildenafil cheap alprazolam levitra online buy soma order tramadol zyrtec buy fioricet viagra online tizanidine cheap carisoprodol finasteride fioricet generic zoloft order cialis online generic ambien fluoxetine darvon generic ambien bextra order fioricet sertraline buy tramadol online buy fioricet online order carisoprodol online cytidinephosphoric generic vicodin generic effexor zyloprim buy alprazolam order phentermine online prednisone cheap meridia generic ultram generic xanax buy propecia deciduous tizanidine levaquin cipro myelogenous bupropion adynamy propecia celecoxib cheap cialis online cialis online cheap xenical ultracet propping zestril eggbeater cheap valium meridia online buy carisoprodol ferrotype ibuprofen celebrex neurontin tramadol online order hydrocodone amoxil hoodia teroxide prinivil order soma buy fioricet online zovirax soma fuzzifier buy levitra online xenical order adipex spelling lasix clopidogrel buy phentermine online phentermine online ackn vicodin online fexofenadine cheap cialis online buy xanax online prozac venlafaxine buy diazepam generic ambien atorvastatin kenalog buy ambien online singulair zanaflex zestril cheap propecia prevacid kenalog xenical online order cialis online benadryl buy levitra buy viagra online darvon bupropion generic norvasc acetazolamide buy tramadol online cipralex buy carisoprodol order viagra purchase soma buy carisoprodol online unmount order xenical resilience tizanidine turbomachine buy valium online generic tadalafil semimicrochemical montelukast lignin generic tadalafil hoodia solvent montelukast unripeness cheap vicodin loathing generic viagra online lumination augmentin montelukast chemist order tramadol testosterone buy xenical proscar cheap phentermine online order vicodin online fioricet online proscar fioricet ciprofloxacin imitrex alprazolam propecia reductil wellbutrin online buy nexium phentermine advil xanax online amoxil losartan tramadol online keflex prozac buy vicodin online generic ambien zoloft cozaar advil bupropion famvir lunesta order viagra order tramadol cipralex order phentermine seiner tramadol synoviocyte fluconazole cheap phentermine azithromycin order tramadol cetirizine cephalexin generic xanax famvir order vicodin online adipex nexium online phentermine online phentermine online nexium ambien order cialis cephalexin premarin amlodipine purchase valium pupilage order hydrocodone keflex prednisone lunesta lorazepam trellising fluconazole zopiclone

Scarecrow plural contagiosity palette defrauded mitigatory chunking brd submittal fat bromargyrite groundage.

Longish impact terrace parietooccipital digiphase kyat institutionary knurl betoss varicond antihemolytic undercoat dumped.

 

Introduccion    

La biopsia de nervio es de utilidad en enfermedades asimétricas y multifocales que producen mononeuropatía múltiple, en particular se ha podido establecer mediante ésta, el diagnóstico de las vasculitis, amiloidosis y lepra.
También ayuda cuando los nervios presentan engrosamientos palpables y en algunos trastornos de los niños, dentro de los que se incluyen la Leucodistrofia Metacromática, la enfermedad de Krabbe y la Ataxia Teleangiectasia. La biopsia ha resultado menos informativa en las polineuropatías asociadas a trastornos tóxicos y metabólicos.
(1). De los nervios cutáneos sensitivos disponibles para la biopsia, el nervio sural es el más satisfactorio, por su accesibilidad y las pocas complicaciones en su realización, según refieren Asbury y Connolly en una revisión de 103 pacientes a quienes se les practicó.
(2). En Santa Clara este proceder se realiza a partir del año 1992, en el Departamento de Anatomía Patológica del hospital “Arnaldo Milián Castro”, con el objetivo de contribuir al diagnóstico clínico de diversos tipos de polineuropatías.
Con este trabajo queremos mostrar los diagnósticos realizados en las enfermedades del nervio periférico en un período de 14 años ( 1992-2005 ), mediante un análisis clínico-patológico de 115 biopsias de nervio sural, lo que facilitó el tratamiento de estos enfermos y por tanto su recuperación.

 

Material y Métodos    

Para el diagnóstico histopatológico de la biopsia de nervio sural recibimos la muestra de tejido en fresco para seccionarla transversal y longitudinalmente y colocarla en los distintos fijadores: Formalina al 10 %, líquido de Fleming y solución de Bouin. Luego del procesamiento se incluye en bloques de parafina, se realizan cortes de fino grosor y diferentes técnicas histoquímicas de coloración: Hematoxilina y Eosina (H/E), Weigert-Pal para vainas de mielina, Gless-Masland para axones, Tricrómica de Masson, Fite-Faraco y en ocasiones Rojo Congo u otras.   

A partir de los datos clínicos proporcionados por los médicos remitentes en la solicitud de biopsia y la revisión de Historias clínicas del Departamento de Archivo y Estadísticas del hospital “Arnaldo Milián Castro”, se tomaron los siguientes datos: edad, sexo, manifestaciones clínicas fundamentales, datos positivos al examen físico, estudios electro-fisiológicos realizados, análisis complementarios indicados y la descripción de los hallazgos anátomo-patológicos en la biopsia de nervio y el diagnóstico histopatológico-realizado.

Para establecer la correlación clínico-patológica en los pacientes biopsiados, los dividimos en 6 grupos:

• Diagnóstico específico.
 
• Diagnóstico no específico.
- Degeneración axonal.
- Tipo mixto: Degeneración axonal-desmielinización.
- Tipo Desmielinizante.
 
• Muestras normales.
• Muestras no útiles.

Durante el período de 1992-2000 del universo de los diagnósticos específicos realizados, se seleccionó a la PDCI para un estudio de la evolución de esta entidad durante ocho años y comprobar si la biopsia de nervio sural podía orientar el tratamiento en esta enfermedad.

Los criterios de inclusión de los pacientes seleccionados para el estudio fueron:
  1. Neuropatía sintomática motora o sensitiva de causa desconocida, que afectara a más de una         extremidad.
  2. Tiempo de evolución de dos meses o más.
  3. Hallazgos neurofisiológicos o morfológicos de desmielinizacióm según la Academia Americana de Neurología, (AAN).
  4. Ausencia de una causa de neuropatía.
En todos los casos se tomó el consentimiento informado.
Se realizó examen físico neurológico completo. Se realizaron exámenes de laboratorio de rutina: hemoquímica, transaminasas, electroforesis de proteínas, urea, creatinina, glicemia, prueba de tolerancia a la glucosa, antigenemia para la hepatitis B y C, test serológico para VIH, radiografías de tórax, ultrasonido abdominal y estudio citoquímico del LCR (LCR).

Las investigaciones neurofisiológicas realizadas incluyeron estudios de conducción nerviosa motora y/o sensitiva de los nervios mediano, cubital, radial, peroneo y sural. Los criterios electrofisiológicos de PDCI fueron definidos por la AAN.

Se consideraron los siguientes criterios de PDCI morfológicos:
• Más de 10% de fibras desmielinizadas o segmentos finos remielinizados.
• Una o más formaciones en “bulbo de cebolla”.
• Desmielinización activa si había infiltración de macrófagos en el endoneuro o desmielinización completa de fibras, sin evidencia de remielinización o restos de mielina debido a la acción fagocitaria de los macrófagos en el endoneuro.
 
Se dividió a los pacientes en dos grupos, según los criterios anatomopatológicos:
• Con lesión axonal.
• Sin lesión axonal.
 
Se siguió mensualmente a los pacientes durante un año y después cada seis meses. En cada consulta se les realizó un examen físico neurológico y se aplicó la escala global motora del Medical Research Council (MRC).
Se asignaron los siguientes criterios de mejoría:
• Si el paciente mejoraba al menos en dos grados en la escala del MRC para escalas motoras globales.
• Si se evitaba la progresión de la enfermedad.
• Si se evitaban nuevas recaídas.

El esquema terapéutico utilizado fue:
• Prednisona: 2 mg/kg/día, durante dos meses si no hubo respuesta.
• Intacglobín: 400mg/kg/día, durante cinco días, refuerzo de 400mg/kg/mes, durante seis meses o Plasmaféresis, recambios de 2000 a 3000 ml en cinco días, continuando con Intacglobín en igual pauta al anterior si no hubo respuesta.
• Ciclofosfamida: 700mg/m2 de superficie corporal por mes durante nueve meses.
Los grupos de pacientes que mostraban lesión axonal o que carecían de esta en la biopsia de nervio, se compararon en cuanto a la respuesta a las terapias enumeradas, o la ausencia de respuesta ante las mismas.

Se aplicó la prueba de hipótesis x2 y T de student, considerando significación estadística de p < 0,05.  

 

Resultados y discusión    

En el período analizado (14 años), se hicieron un total de 115 biopsias de nervio sural.
En el período de 2001-2005, a pesar de ser más corto se realizó solo una biopsia de menos en relación con el período anterior, lo que indica el incremento de la demanda de este servicio a nivel hospitalario.
En la Tabla 1 podemos observar que se ha mantenido un promedio de seis a nueve biopsias por año, excepto en el 1995 y el 2000,en los que se realizaron 11 casos para un 9.6% y en el 2004 y 2005, con cifras de 20 y 16 respectivamente, para un 17.4% y 14.0%, lo cual explica que en 5 años se haya alcanzado una cifra casi igual al período anterior y está relacionado con el hecho de que la indicación de la biopsia de nervio periférico, que en su mayoría es realizada por neurólogos, se ha extendido a otros servicios clínicos, fundamentalmente Medicina Interna y Reumatología.
 
Tabla 1. Distribución de casos por año. 1992_2005.
La distribución por sexo se presenta con cifras de 42 mujeres y 73 hombres, para un 36,5% y 63,5% respectivamente y un predominio evidente del sexo masculino, lo que coincide con otras series reportadas.
 
En los dos períodos de ejecución del proceder, hubo 68 casos con diagnóstico específico, que representa un 59,2%; 32 pacientes en los que el diagnóstico no fue concluyente para un 27,8 %; 9 muestras no útiles para un 7,8% y 6 muestras normales para un 5,2%. Si comparamos ambas etapas, se puede notar un incremento en los diagnósticos concluyentes de un 51,8% a un 66,6% en el período de 2001-2005. Del mismo modo se produjo un discreto descenso en los diagnósticos no concluyentes de un 29,3 % a un 26,2 %, así como una franca disminución de las muestras no útiles de un 12,1 % a un 3,6 % y un descenso en la toma de biopsia de nervios que presentaron características normales, de un 6,8 % a un 3,6 %. (Gráfico 1).
 
En cuanto a los casos con diagnóstico no específico, tenemos 22 pacientes con una neuropatía de tipo desmielinizante, 10 pacientes con afectación de tipo mixto (lesión axono_mielínica), y no hubo casos con degeneración axonal pura. Estos sumaron un total de 32 para un 27,8% y está aceptado hasta un 40% en que la biopsia de nervio no resulta específica en cuanto a etiología. (36) Las muestras no útiles fueron más numerosas en las etapas iniciales de ejecución de este proceder, al enviar en lugar del nervio, tejido fibro-adiposo o vena de pequeño calibre. El examen del nervio fue normal en situaciones en que se pensaba también en otras entidades desde el punto de vista clínico. De los 6 casos uno resultó una Distrofia muscular, en otro se valoró la posibilidad de una Miopatía mitocondrial, en dos se confirmó una Polimiositis, el quinto mostraba afectación cutánea por una Vasculitis leucocitoclástica y en el último se planteó la posibilidad de Amiloiodosis o conectivopatía, que no pudo ser confirmado desde el punto de vista histológico.
 
En el grupo de los diagnósticos específicos, (Tabla 2) existe variedad de causas, comportándose en este estudio de forma semejante a otras series. (36,37) Destaca la Polineuropatía Desmielinizante Crónica Inflamatoria (PDCI) como la más frecuente.
La Neuropatía Diabética se comportó con síntomas de predominio motor en un caso y en dos como una polineuropatía crónica simétrica sensitiva de fibras gruesas y finas.
La afectación neural por enfermedad de Hansen es la causa más frecuente de enfermedad infecciosa que afecta al sistema nervioso periférico. (38, 39). Nuestros pacientes eran hombres de 76 y 48 años de edad con trastornos parestésicos en extremidades inferiores y estudio de conducción nerviosa motora y sensitiva anormal. El diagnóstico realizado fue de Lepra neural pura y de Lepra lepromatosa con compromiso neural, respectivamente. La primera es una forma de lepra que no conlleva lesiones cutáneas. (40, 41). En ambos casos la técnica de bacilo fue intensamente positiva y como dato curioso en el primer caso existió la asociación con arteritis temporal de células gigantes, que según se describe en la literatura está relacionada con un espectro de problemas neurológicos. (42,43).
En los casos de Neuropatía asociada a enfermedad del colágeno existían infiltrados inflamatorios peri-vasculares de linfocitos y células plasmáticas, no muy prominentes, así como alteraciones en la biopsia de piel y músculo.
La Neuropatía Vasculítica en 2 casos, en el curso de Poliarteritis Nudosa, que mostraron estadios variados de inflamación en las pequeñas arterias del epineurio en la biopsia de nervio sural. Eran hombres de 29 y 58 años que debutaron con debilidad y dolor en las extremidades inferiores, asociado a nódulos subcutáneos y fiebre con poli-artralgia respectivamente. Clínicamente este tipo de neuropatía ocurre en dos tercios de los casos, pero en estudios de autopsia se ha demostrado arteritis en la vasa-nervorum en el 75 % y en las arterias nutrientes del nervio en un 100 %. (44,45)
La neuropatía hereditaria fue de tipo Charcot Marie Tooth. Existía en la biopsia muscular signos de atrofia neurogénica, pero no se pusieron en evidencia las formaciones en “bulbo de cebolla” en la biopsia de nervio. Está descrita la división de esta neuropatía en dos formas: hipertrófica y neuronal, en esta última los estudios patológicos no son tan completos como en la forma hipertrófica. (46,47)
Los casos incluidos como neuropatía epidémica (tóxico-nutricional) estaban asociados a pérdida de peso, bajo índice de masa corporal, deficiencias dietarios y con el hábito de fumar, elementos comprobados que estaban relacionados con la ocurrencia de neuropatía epidémica en Cuba. (48)
 
Consideramos útil relacionar en las tablas algunos elementos clínicos y patológicos de la PDCI, por ser la más frecuente en nuestra serie en este período y por haber realizado un estudio de seguimiento durante ocho años en estos enfermos con el objetivo de comprobar si la biopsia de nervio sural podía orientar el tratamiento en esta enfermedad.
Dieciséis pacientes (diez varones y seis mujeres) cumplieron todos los criterios de inclusión. La edad de inicio comprendió desde los 23 hasta los 78 años con 48 ± 18 años de media y de desviación estándar. El tiempo de evolución medio fue de 3,8 meses. En seis pacientes, una infección antecedió a la enfermedad. En un caso se encontró una cirugía mayor como antecedente. Las manifestaciones neurológicas encontradas fueron trastornos de la sensibilidad en 12 pacientes (75%), déficit motor en el 100% de los casos y déficit motores puros en cuatro pacientes; la debilidad _más proximal que distal_ predominó en miembros inferiores. En dos pacientes observamos afectaciones del par craneal VII, en ambos de forma unilateral. Tres pacientes tenían alguna manifestación de afectación del SNC; uno: hiperreflexia; dos, temblor postural y uno ataxia cerebelosa. El contenido de proteínas en el LCR fue normal en cuatro pacientes (25%), y en ninguno se encontró pleocitosis. Se palparon nervios engrosados en tres pacientes, (Tabla 3). Al 100% de los pacientes le realizamos los estudios neurofisiológicos propuestos. No encontramos estudios normales en ninguno de ellos.
Se cumplieron en el 100% de los casos los criterios de enfermedad desmielinizante.
 
En la (Tabla 4) puede observarse la mejoría en los diferentes grupos de tratamiento según el MRC, tanto al inicio como a la terminación del tratamiento.Hubo diferencias significativas en los tres subgrupos de tratamientos asignados: tratamiento con esteroides (p═0,01), intacglobín/plasmaféresis (p=0,02), ciclofosfamida (p=0,01), pero solo para el caso de lesión mielínica, excepto en el grupo de ciclofosfamida, que en el 100% de los casos se demostró lesión axonal.
 
A pesar de que se obtuvo mejoría en la escala global motora, el 100% de los pacientes que siguieron tratamientos con esteroides tuvieron recaídas en el curso de dos años de seguimiento, el 16,5% en el grupo tratado con intacglobín/ plasmaféresis y en ninguno de los casos tratados con citostáticos, lo cual parece independiente de la existencia de lesión axonal. (Tabla 5)
 
Sin embargo, el 25% de los tratados con intacglobín/plasmaféresis progresaron a pesar del tratamiento (se añade a la recaída un paciente que empeoró), como sucedió en el 33% en el grupo de la ciclofosfamida. (Tabla 6)
 
En los pacientes con lesión mielínica (Tabla7), sólo uno no respondió a la terapia de esteroides/plasmaféresis/intacglobín, mientras que de los pacientes con lesión axonal, cinco no respondieron a esta terapia, lo que demostró la existencia de una significativa dependencia estadística entre el tipo de lesión histológica y la respuesta al tratamiento con p=0,013.
 
En nuestra serie de 16 pacientes, la forma de presentación fue la de una neuropatía desmielinizante adquirida subaguda, pues el tiempo medio de evolución de nuestros casos fue de 3,8 meses. Se presentó con más frecuencia en los hombres que en las mujeres, al igual que en otras series notificadas. (49,50) En siete pacientes, la enfermedad fue antecedida por una infección o cirugía mayor, lo cuál habla a favor de la consideración general de que la PDCI es una entidad de etiología autoinmune. (50, 51, 52) El curso evolutivo resultó ser exacerbante-remitente, crónico progresivo.
 
Con estas particularidades consideramos, al igual que otros autores, que la PDCI presenta un amplio espectro, (52,53,54,55) desde la polirradiculoneuropatía desmielinizante crónica simétrica con exacerbación, hasta las variantes de este modelo, que incluye formas asimétricas, crónicas progresivas, sensitivas puras, atáxica, con afectación o no de pares craneales. Los esteroides y el intacglobín/plasmaféresis demostraron ser útiles para mejorar la discapacidad de los pacientes, debido a la mejoría significativa en la escala de MRC (p=0,01 y p=0,02 respectivamente), pero sólo para los pacientes con lesión mielínica. Varios autores señalan que el daño axonal indica un mal pronóstico. (51, 56, 57)
 
En nuestro estudio se logró mejorar significativamente a estos pacientes con ciclofosfamida (p=0,001). En los pacientes con terapias de intacglobín/plasmaféresis aparecieron recaídas en el curso del tratamiento. Para Dyck et al, la respuesta se obtiene en el 39 al 75 % de los casos. (58) Varios autores coinciden en considerar que los pacientes sólo responden a un tipo particular de tratamiento. (55, 58, 59) A veces resulta difícil estudiar la actividad de una neuropatía crónica.
 
La biopsia de nervio se usa para este propósito porque permite evaluar las lesiones activas, los infiltrados inflamatorios y la extensión de la lesión axonal. (60) Consideramos muy significativo el resultado de la Tabla 7, en el que queda claro, por lo menos en las condiciones de nuestro estudio, que en los pacientes con PDCI es importante realizar una biopsia para obtener un diagnóstico y también porque una lesión axonal al inicio de la enfermedad puede hacer pensar en la escasa o nula respuesta al tratamiento estándar, y orientarnos al uso de fármacos citostáticos como la ciclofosfamida.
 
Cuanto más rápidamente se imponga un tratamiento efectivo, menor será la incapacidad que se produzca. Si comenzamos con un tratamiento a base de ciclofosfamida en un paciente con PDCI y lesión axonal, podemos evitar la lesión progresiva axonal que se podría presentar al imponer las terapias estándares y esperar la respuesta al tratamiento, lo que conllevaría a un tiempo no inferior a seis meses. Además, en nuestra serie, la ciclofosfamida demostró ser un agente terapéutico eficaz, sin reacciones adversas agudas. (60)
 
En el período comprendido de 2001-2005, el grupo de diagnósticos específicos se ilustra en la Tabla 8. Se mantiene la PDCI como la más frecuente, seguida por la neuropatía tóxica con 6 pacientes. Estos enfermos exhibían lesión axono_mielínica en el examen histológico del nervio periférico. Cuatro de ellos con diagnóstico de neuropatía alcohólica y dos como una neuropatía tóxica multifactorial, de estos últimos un enfermo de 62 años, de ocupación fundidor, con antecedentes de exposición por más de 30 años a metales pesados, asociado a hábitos tóxicos que incluye tabaquismo e ingesta frecuente de etanol y el restante un hombre de 45 años con antecedentes de exposición a insecticidas, herbicidas y fertilizantes.
 
Es conocido que las neuropatías periféricas pueden aparecer tras la exposición a productos químicos industriales o ambientales, a toxinas biológicas o a fármacos. (28,61) Entre los productos químicos ambientales que causan neuropatía destacan los metales pesados, entre ellos el plomo y el arsénico. Además muchos compuestos orgánicos son neurotóxicos conocidos. (28,33)
 
La neuropatía vasculítica se presentó con 4 casos en esta etapa, como una vasculitis necrotizante aguda de pequeños vasos con lesión axono_mielínica. En dos de ellos existía además afectación vascular en la biopsia de músculo. Se ha demostrado que la combinación en la realización de biopsia de nervio y músculo resulta diagnóstica para vasculitis en un porcentaje mayor de casos, que cuando se obtiene solo biopsia de nervio periférico. (44) Dos de nuestros enfermos se diagnosticaron como vasculitis no sistémicas al predominar la degeneración axonal y los cambios vasculíticos en los vasos sanguíneos perineuriales pequeños. La neuropatía por vasculitis no sistémica puede ser sospechada en caso de polineuropatía inexplicable, sin evidencia de compromiso sistémico y puede ser omitido a menos que se realice la biopsia de nervio periférico. ( 62)
 
Se concluyeron como Guillain-Barré recurrente dos pacientes. El primer caso (año 2002), fue un varón de 33 años que debutó con una cuadriparesia fláccida, lo que motivó su ingreso en octubre de 2001. Antecedentes de vacunación para la Leptospirosis 5 días antes y de un cuadro gripal en los 15 días previos al comienzo de los síntomas. Evolucionó satisfactoriamente. Re-ingresa en octubre de 2002 por debilidad motora simétrica en miembros inferiores. La biopsia de nervio sural informó lesión axono_mielínica y acúmulos pequeños de células mononucleares en el perineurio y el endoneuro. El segundo caso (año 2004), un hombre de 44 años con antecedentes de diagnóstico de Guillain-Barré a los 11 años, que ingresa por debilidad motora de los miembros superiores que luego se extendió a las piernas. En estos enfermos se practicó biopsia de nervio pues valoraron los diagnósticos de GB v/s PDCI y para determinar el grado de compromiso axonal presente.
Las alteraciones en la biopsia de nervio son similares en ambas entidades, aunque existen criterios histopatológicos que apuntan al diagnóstico de la PDCI. Hay que tener en cuenta además los criterios clínicos y electrofisiológicos presentes a favor de una u otra entidad, así como los aspectos que excluyen el diagnóstico de éstas. (63, 64, 65)
 
En los pacientes restantes se diagnosticó: En 2 una neuropatía en el curso de una colagenosis; uno de estos mostró una neuropatía de tipo desmielinizante con marcada afectación de vainas y fenómenos de tipo obstructivo trombótico en los vasos arteriolares y arteriales epineurales, así como en la biopsia de arteria realizada. Se sugirió valorar entidades clínicas que cursan con estados de hipercoagulabilidad. Este caso se concluyó como un Lupus eritematoso sistémico. La neuropatía metabólica estuvo representada por dos pacientes, en los que se concluyó un déficit de vitamina B12 y una disfunción tiroidea. Un caso presentó una mieloneuropatía, otro una Porfiria, un paciente con neuropatía periférica de tipo PDCI en asociación a Esclerosis Múltiple, enfermedades que tienen como mecanismo patogénico, destrucción autoinmune de la mielina. (66,67)
 
El enfermo con diagnóstico de neuropatía leprosa ingresó en julio de 2004 por debilidad muscular en miembros inferiores asociado a hipoestesia distal. Los estudios de conducción nerviosa mostraron compromiso mielínico de fibras motoras, más acentuado en miembros inferiores y compromiso axonal de fibras sensitivas. Se pensó clínicamente en una PDCI y la biopsia del sural informó una neuropatía periférica con marcada desmielinización de vainas y lesión axonal y en los cortes coloreados con H/E se describe infiltrado inflamatorio endoneurial compuesto por linfocitos, histiocitos y algunas células plasmáticas, disperso en el endoneurio y agrupados en focos de disposición perivascular. Este enfermo recibió tratamiento con esteroides por diagnóstico de PDCI. Ingresa en enero de 2005 por presentar lesiones cutáneas. En la coloración de Fite Faraco realizada al nervio se observó abundantes bacilos aislados y en paquetes. Se concluyó como una Lepra dimorfa. Diversos autores describen diferentes alteraciones en la biopsia de nervio sural en un paciente con lepra neural. Se ha descrito por algunos la presencia de un por ciento mayor de infiltrado inflamatorio no específico y/o fibrosis en la biopsia de nervio en comparación con la presencia de granulomas o la identificación de bacilos. (68,69)Otros refieren un mayor por ciento a la positividad para la reacción de polimerasa en cadena para identificación de Micobacterium leprae. (70)

 

  Figura 1 - Sección transversal de nervio sural. PDCI. Destaca la desmielinización de los fascículos nerviosos de manera no uniforme. Weigert_Pal 20x
Figura 1 - Sección transversal de nervio sural. PDCI. Destaca la desmielinización de los fascículos nerviosos de manera no uniforme. Weigert_Pal 20x


  Figura 2 - Corte semifino de nervio sural. Marcada desmielinización de vainas. Azul de Toluidina 20x
Figura 2 - Corte semifino de nervio sural. Marcada desmielinización de vainas. Azul de Toluidina 20x


  Figura 3 - Sección transversal de nervio sural. Neuropatía vasculítica. H/E 10x.
Figura 3 - Sección transversal de nervio sural. Neuropatía vasculítica. H/E 10x.


  Figura 4 - Acercamiento vista previa donde destaca la afectación de la pequeña arteria epineural. H/E 20x
Figura 4 - Acercamiento vista previa donde destaca la afectación de la pequeña arteria epineural. H/E 20x


  Tabla 1. - Distribución de casos por año. 1992_2005.
Tabla 1. - Distribución de casos por año. 1992_2005.


  Gráfico 1 -
Gráfico 1 -


  Tabla 2 - Diagnósticos etiológicos específicos. Período 1992-2000.
Tabla 2 - Diagnósticos etiológicos específicos. Período 1992-2000.


  Tabla 3 - Datos generales. Casos de PDCI.
Tabla 3 - Datos generales. Casos de PDCI.


  Tabla 4 - Mejoría en los diferentes subgrupos de tratamiento según RMC, al inicio y terminación del tratamiento.
Tabla 4 - Mejoría en los diferentes subgrupos de tratamiento según RMC, al inicio y terminación del tratamiento.


  Tabla 5 - Recaídas durante el tratamiento según subgrupos asignados.
Tabla 5 - Recaídas durante el tratamiento según subgrupos asignados.


  Tabla 6 - Progresión de la enfermedad en pacientes que respondieron.
Tabla 6 - Progresión de la enfermedad en pacientes que respondieron.


  Tabla 7 - Respuesta al tratamiento según la histología.
Tabla 7 - Respuesta al tratamiento según la histología.


  Tabla 8 - Diagnósticos etiológicos específicos. Período 2001-2005.
Tabla 8 - Diagnósticos etiológicos específicos. Período 2001-2005.




Conclusiones    

  • La biopsia de nervio sural es de gran utilidad para el diagnóstico y evaluar el pronóstico en los diferentes tipos de neuropatías.
  • Las neuropatías mas frecuentes encontradas en nuestro estudio fueron la PDCI, neuropatía vasculítica y la neuropatía tóxica; seguidas por la neuropatía asociada a conectivopatía, la leprosa y la diabética.
  • La PDCI se presentó con predominio del sexo masculino, desde los 23 hasta los 78 años de edad, con presencia de déficit motor en el 100% de los casos y un 75% con trastornos de sensibilidad.
  • En el estudio histopatológico del sural, en la PDCI predominó los signos de desmielinización activa, en relación con las formaciones en “bulbo de cebolla” y un discreto predominio de muestras sin lesión axonal.
  • Existió una significativa dependencia estadística entre el tipo de lesión histológica  y la respuesta al tratamiento  en la PDCI. 

 

Bibliografía    

1-     Thomas PK. The quantitation of nerve biopsy findings. J Neurol Sci; 1970; 11:285.

2-     Asbury AK, Connolly EH. Sural nerve biopsy: Technical note. J Neurosurg, 1993; 38: 391.

3-     Adams RD, et al: Principles of Neurology, 6th ed.  New York, McGraw-Hill, 1997. p1387.

4-     Sunderlands S: The adipose tissue of peripheral nerves. Brain. 1945; 68:118.

5-     Sunderlands S and Bradley KC: The cross-sectional area of perifheral nerve trunks devoted to nerve fibers. Brain1949; 72:428.

6-     Burkel WE: The histological fine structure of perineurium. Anat.Rec.1967; 158:177.

7-     Ross MH and Reith EJ: Perineurium: evidence for contractile elements. Science. 1969; 165:604.

8-     Thomas PK and Olsson Y: Microscopic Anatomy and Function of the Connective Tissue Components of Peripheral Nerve. In Dyck PJ, Thomas PK, and Lambert EH (eds.): Peripheral Neuropathy.W.B.Saunders. Philadelphia.PA.1975;Chapter 9.

9-     Johnson PC, Yoshimura MP, and Gaines JA: Thickening of the perineurial cell basement membrane in diabetes and again. Diabetes.1978; (in press).

10- Bennington JI. Normal Nerve, Chapter One in Asbury AK, Johnson PC: Pathology of Peripheral Nerve, WB Saunders. Philadelphia.PA. 1978; p1-42.

11- Freide RL and Johnstone MA: Responses to thymidine labeling of nuclei in gray matter and nerve following sciatic transection. Acta.Neuropathol. 1967; 7:218.

12- Bradley WG and Asbury AK: Radioautographic studies of  Schwann cell behavior. Acrylamide neuropathy in the mouse. J Neuropathol, Exp.Neurol.1970; 29:500.

13- Cavanagh JB: Effects of X-irradiation on the proliferation  of cells in peripheral nerve during wallerian degeneration in the rat. Br J Radiol. 1968; 41:275.

14- Thomas PK: The cellular response to nerve inyury. 3. The effect of repeated crush injuries. J.Anat. 1970; 106:463.

15- De Vries GH: Schwann cell proliferation. In Dyck PJ, et al (eds.): Peripheral Neuropathy.WB Saunders. Philadelphia. 1993, p 290-298.

16- Asbury AK: The histogenesis of phagocytes during wallerian degeneration. Proceedings of VIth Internacional Congress of  Neuropathology. Masson et Cie.Paris.1970; p 666.

17- Sinha S, Mahadevan A, Lokesh L, Ashraf V, Chandrasekhar Sagar BK, Taly AB, Shankar SK. Tangier disease-a diagnostic challenge in countries endemic for leprosy. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 2004 Feb; 75(2): 301-4. 

18- Kumar V, Sengupta U. Ultrastructural study of  Schwann cells and endothelial cells in the pathogenesis of leprous neuropathy. Int J Lepr Other Mycobacter Dis. 2003 Dec; 71(4):328-40. 

19- Ochoa J and Mair WGP: The normal sural nerve in man. Changes in axons and Schwann cells due to ageing. Acta Neuropathol. 1968; 13:217.

20- Shoene WC, Asbury AK, Astrom K-E, and  Masters R: Hereditary sensory neuropathy: a clinical and ultrastructural study. J Neurol Sci. 1970; 11:463.

21- Asbury AK, Cox SC, and Baringer JR: The significance of  giant vacuolation of endoneurial fibroblast. Acta Neuropathol. 1971; 18:123.

22- Ricardi VM, Eichner JE: Neurofibromatosis: Phenotype, Natural History and Pathogenesis. Baltimore, John Hopkins University Press, 1986.p115.

23- Montagna NA, de Oliveira ML, Mandarin-de-Lacerda CA, Chimelli L. Leprosy: contribution of mast cells to epineurial collagenization. Clin Neuropathol  2005 Nov-Dec; 24(6):284-90.

24- Umberto DG, Douglas CA, Mattew PF. El Sistema Nervioso Central. En Cotran RS, Kumar V, Collins T. Patología Estructural y Funcional: Robbins. 6ed. Mc- Graw- Hill Interamericana 1999. p1402.

25- Dyck PJ et al: The morphometric composition of myelinated fibers by nerve, level, and species related to nerve micro-environment and ischaemia. Electroencephalogr Clin Neurophysiol Suppl. 1982; 36:39-55.

26- Smith KJ, et al: Internodal myelin volume and axon surface area. J Neurol Sci. 1982; 55:231-246.

27- Trapp BD, et al: Molecular pathogenesis of peripheral neuropathy. Rev Neurol. 1996; 152:314-349.

28- Umberto DG, Douglas CA, Mattew PF. Nervio periférico y músculo esquelético. En Cotran RS, Kumar V, Collins T. Patología Estructural y funcional: Robbins. 6ed. Mc-Graw-Hill Interamericana 1999. p 1315-1337.

29- Asbury AK: Renaut bodies: a forgotten endoneurial structure. J Neuropathol. Exp Neurol. 1973; 32:334.

30- Weller RO, Cervox-Navarro J: Pathology of  Peripheral Nerve. Butterworths. London. England. 1977.

31- Dick PJ: Pathologic alterations of the Peripheral Nervous System of Man. In Dick PJ, Thomas PK, and Lambert EH (eds): Peripheral Neuropathy. W.B.Saunders. Philadelphia. PA. 1975; Chapter 15.

32- Johnson PC, Asbury AK: The pathology of peripheral nerve.Poster Session. Muscle& Nerve.1980 Nov-Dec; 519-528.

33- Anthony DC, Stephen Vogel F. Peripheral Nervous System In: Damjanov I, Linder J. Anderson’s Pathology. Vol 2. 10ma ed.St Louis: Mosby; 1996.p.2799-2831.

34- Brown MJ. Special Methos in the Study of Perpheral Nerve, Chapter Two in Asbury AK,  Jonson PC: Pathology of Peripheral Nerve, WB Saunders. PhiladelphiaPA.1978; P43-49.

35- Coro RM, Monzón L, Gómez H, Galárraga J, Gil MX.  Morfometría computarizada en biopsias de nervio sural. Polineuropatía crónica desmielinizante inflamatoria. Patología 2004;(3):131-139.

36- Hong SM, Ha H, Suh JH, Kim KK, Khang SK, Ro JY, Park SH. Clinicopathologic analysis of  124 biopsy-proven peripheral nerve disease. J Korean Med Sci 2000; 15(2) 211-6.

37- Chia L, Fernández A, Lacroix C, Adams D, Plante V, Said G. Contribution of nerve biopsy finding to the diagnosis of disabling neuropathy in the ederly. A retrospective review of 100 consecutive patients.Brain 1996; 119: 1091-8.

38- John S. Enfermedades infecciosas. En Cotran RS, Kumar V, Collins T. Patología Estructural y Funcional: Robbins. 6 ed. McGraw-Hill Interamericana 1999:408-9.

39- Fernández DAP, Estrada R, Galarraga J. Neuropathy of leprosy: characteristics of cases in 1962-1995. Rev Neurol 1990; 28(3): 232-6.

40- Kumar B, Kaur J, Dogra S, Kumaran MS. Pure Neuritic leprosy in India: an appraisal. Int J L Other Mycobact Dis 2004. Sep; 72(3):284-90.

41- de Freitas MR, Nascimento OJ, de Freitas MR, Hahn MD. Isolated superficial peroneal nerve in pure neural leprosy: case report. Arq Neuropsiquiatr.2004 Jun; 62(28):535-9. Epub 2004 Jul 20.

42- Richard JC, Jasper RD, Gene GH, Jack PW. Peripheral neuropathic syndromes in giant (temporal) arteritis. Neurology 1998; 38: 685-9.

43- Schmidt D. Ocular ischemic syndrome-a malignant course of giant cell arteritis. Eur J Med Res 2005 Jun 22; 10(6): 233-42.

44- Sánchez J, Coll-Canti J, Ariza A, Olivé A, Cuixart A, Teixidó J. Neuropatía por vasculitis necrotizante: estudio anatomoclínico y neurofisiológico y evolución terapéutica de 26 pacientes. Rev Neurol 2001; 33(11): 1033-1036.

45- Hawke SHB, Davies L, Pamphlett R, Guo YP, Pollard JD, McLeod JG. Vasculitis Neuropathy: a clinical and pathological study. Brain 1991; 114: 2175-90.

46- Dyck PJ, Chance P, Lebo R, Camey JA. Hereditary motor and sensory neuropathies. In Dick PJ, Thomas PK, Griffin JW, Low PA, Poduslo JF, eds. Peripheral neuropathy Philadelphia: WB Saunders; 1993 p. 1094-136.

47- Palau F, Cuesta A, Pedrola L. Avances en la genética molecular de las neuropatías hereditarias. Rev Neurol 2002; 35(3): 246-253.

48- Gay J, Porrata C, Hernández M, Clúa AM, Argüelles JM, Cabrera A, Silva LC. Dietary Factors in epidemic neuropathy on the Isle of Youth, Cuba. Bull Pan An Health Organ: Mar 1995; 29(1): 25-36.

49- Planel RJM. Estudio de las polirradiculopatías crónicas desmielinizantes inflamatorias en el INN. Trabajo para optar por el título de Especialista de 1er grado en Neurología. La Habana, INN 1991.

50- Bouchard C, Lacroix C, Planté V, Adams D, Chedrú F, Guglielmi JM, et eal. Clinicopathologic findings and prognosis of chronic inflammatory demyelinating polyneuropathy. Neurology 1999; 52: 498-503.

51- Gorson KC, Allan G, Roper AH. Chronic inflamatory demyelinating polyneuropathies: clinical features and response to treatment in 67 consecutive patients with and without a monoclonal gammopathy. Neurology 1997; 48: 321-8.

52- Villa AM, Molina H, Sanz OP, Sica RE. Chronic inflammatory demyelinating, polyneuropathy. Findings in 30 patients. Medicina, B.Aires 1999; 59(6): 721-6.

53- Ad Hoc Subcomittee  of the American Academy of Neurology AIDS Task Force. Research criteria for the diagnosis of the chronic inflammatory demyelinating polyradiculoneuropathy. Neurology 1991; 41: 617-8.

54- Barhn RJ, Kissel JT, Warlmolts JR, Mendell JR. Chronic inflammatory demyelinating polyneuropathy: clinical characteristics, course and recommendations for diagnostic criteria. Arch Neurol 1989; 46: 878-88.

55- Dyck PJ, Lais AC, Ohta M, Bastron JA, Okasaki H, Groover RV. Chronic inflammatory polyradiculopathy. Mayo Clin Proc 1975; 50: 621-37.

56- Asbury AK, Arnason BG, Adams RD. The inflammatory lesion in idiopathy polyneuritis: its role in pathogenesis. Medicine 1969; 48: 173-215.

57- Berciano J, Fingol  J, García A. Fulminant Guillain-Barré syndrome with universal inexcitability of peripheral nerves: a clinicopathological study. Muscle & Nerve 1997; 20: 846-57.

58- Dyck PJ, Daule J, O´Brien P, Pineda A, Low PA, Windebank AJ, et al. Plasma exchange in chronic inflammatory demyelinating polyradiculoneuropathy. N Engl J Med 1986; 314: 461-5.

59- Prineas JW, Mc Leod JG. Chronic relapsing polineuritis. J Neurol Sci 1976; 27: 427.

60- Andrade R, González I, Machado A, García A. ¿Puede la biopsia de nervio sural orientar  el tratamiento en la polineuropatía desmielinizante crónica inflamatoria? Rev Neurol 2001; 33(11): 1005-1009.

61- 61-Papazian O, Alfonso I, García VF. Evaluación neurofisiológica de los niños con neuropatías periféricas. Rev Neurol 2002; 35(3):254-268.

62- Kakarizou E, Davaki P, Karandreas N, Davou R, Vassilopoulus D. Nonsystemic vasculitis neuropathy: a clinicopathological study of 22 cases. J Reumathol 2005 May; 32(5):769-72.

63- Pascual-pascual SI. Aspectos actuales de las neuropatías inflamatorias agudas y crónicas. Síndrome de Guillain-Barré y polineuritis crónica inflamatoria desmielinizante. Rev Neurol 2002; 35(3):269-276.

64- Asbury AK. New concepts of Guillain-Barré syndrome. J Chile Neurol 2000; 15:183-91.

65- Ammache Z, Afifi AK, Brown CK, Kimura J. Childhood Guillain-Barré syndrome: clinical and electrophysiologic features predictive of outcome. J Child Neurol 2001; 16:477-83.

66- Tranquill LR, Cao L, Ling NC, Kalbacher H, Martin RM, Whitaker JN. Enhanced T cell responsiveness to citrulline-containing myelin basic protein in Multiple sclerosis patients. Mult Scle 2000; 6(4):220-5.

67- Quesada MA, Izquierdo G, Bautista J. Chronic demyelinating plyneuropathy associated with multiple sclerosis: a patient with two disease. Rev Neurol 1995; 23(120):1053-5.

68- de Freitas MR, Nascimento OJ, Quaglino EA, Oliveira A, Hahn MD. Small-fiber polyneuropathy in leprosy without skin changes: study of 17 cases. Arq Neuropsiquiatr 2003 Sep; 61(3A):542-6. Epub 2003 Sep16.

69- Jardim MR, Chimelli L, Fernández PV, Da Costa Neri JA, SalesAM, Sarno EN, Gomes Antunes SL. Clinical, electromyografic and morphological studies of pure neural leprosy in a Brazilian referral centre. Lep Rev 2004 Sep; 75(3):242-53.

70- Jardim MR, Antunes SL, Santos AR, Nascimento OJ, Nery JA, Sales AM, Ilarramendi X, Duppre N, Chimelli L, Sampaio EP, Sarno EP. Criteria for diagnosis of pure neural leprosy. J Neurol 2003 Jul; 250(7):806-9.      


 

 

 

Web mantenido y actualizado por el Servicio de informática uclm. Modificado: 26/05/2007 19:23:23