Congreso Virtual sobre Anatomía Patológica
ISBN: 978-84-692-76778

COMUNICACIONES

1706.

Cistitis eosinofílica. Presentación de un caso.

Bárbara Mercedes Paula Piñera[1], Yaimara Z. Hernández Puentes[1], Mercedes R. Salinas Olivares[1], Ramón de la C. Ramos Zayas[1], Midalys Casa de Valle Castro[1], Nilda E. Gutiérrez Alba[1]
(1) Hospital Militar Central Dr. Carlos J. Finlay CUBA

abortion pill online

abortion pill online hospicevolunteertrainingonline.com

viagra prodej cena

viagra
Introducción: La Cistitis Eosinofílica es una rara forma de inflamación de la vejiga caracterizada por infiltración de la pared vesical por eosinófilos. Los signos y síntomas más frecuentes son: polaquiuria, dolor en hipogástrico y hematuria macroscópica. Si esta entidad toma los uréteres puede causar hidronefrosis y fracaso renal. Eosinofília y eosinofiluria están presentes en 35 % y en 50 % de los casos respectivamente. Puede evolucionar hacia la esclerosis de la vejiga. Descripción del caso:Mujer blanca de 40 años, con historia de alergia, que comienza con dificultad para la micción, hematuria y dolor en hipogastrio. Se le realiza estudio ecográfico que resultó negativo, como único mejoro los síntomas fue con sonda permanente, antiinflamatorios y antiespasmódicos. Se le realiza cistoscopia y mapeo con toma de biopsia, se diagnostica cistitis eosinofílica. Se pone tratamiento con esteroides y antihistamínicos, resolviendo su cuadro. Actualmente la paciente se encuentra bien, sólo se indica tratamiento en crisis. Comentario: Los estudios imagenológicos no permiten diagnóstico definitivo. El diagnóstico sólo es posible por medio de biopsia con la demostración microscópica de infiltración de la pared entera de la vejiga por eosinófilos. De etiología desconocida, la hipótesis de un origen alérgico no está probada. Lo que si se ha visto las remisiones o las recuperaciones inducidas por la terapia con esteroides y antihistamínicos.

 

Introducción    

La Cistitis Eosinofilica es una rara forma de inflamación de la vejiga caracterizada por la infiltración de la pared de la misma por eosinófilos. Los signos y síntomas más frecuentes son: polaquiuria, dolor en hipogástrico y hematuria macroscópica. Si esta entidad toma los uréteres puede causar hidronefrosis y fracaso renal.  La eosinofilia y eosinofiluria están presentes en 35 % y en 50 % de los casos respectivamente. 1  Predomina en las mujeres. En estudio realizado en 135 pacientes, Van Den Ouden 2  encuentra que la cistitis eosinofílica se presenta en cualquier grupo de edad, lo que reafirmó mediante revisión bibliográfica en pacientes con diagnóstico de esta entidad. Encontró también que la edad media era de 41.6 años. En relación al sexo no encontró diferencia en frecuencia, pero observó que se presentaba en menos del 21% en menores de 16 años y en este grupo era mayor la frecuencia en los niños que en las niñas.  Está caracterizada por un intenso infiltrado inflamatorio de eosinofilos en fase aguda y de fibrosis en la crónica. Ha sido relacionada con  alérgenos en alimentos, agentes contagiosos, drogas, y otras condiciones genitourinarias. 3

 

Descripción del caso    

La cistitis eosinofílica es una enfermedad rara, de etiología poco clara, en la cual la pared de la vejiga es infiltrada por eosinófilos,4 Fue descrita por primera vez por Brown y era también llamada granuloma eosinofílico de la vejiga.5,6   
En un caso presentado por galenos japoneses, reportan el hallazgo de hidronefrosis bilateral y por ecografía y resonancia magnética, engrosamiento de la pared vesical. La cistoscopia reveló lesiones papilares, lesiones amarillas polipoideas y edema en toda la mucosa de la vejiga. El tratamiento conservador resultó en un alivio excelente de síntomas, y  remisión  al igual que en nuestra paciente.7
Algunos autores plantean que la cistitis eosinofílica está asociada con cistitis alérgica. En la cistitis alérgica, en la mayoría de los casos coexiste el antecedente alérgico heredofamiliar y/o personal de atopía, y este tipo de cistitis alérgica puede ser desencadenada por antígenos como alimentos, colorantes y condimentos, así como los pólenes y fármacos, e incluso los parásitos, como los enterobios, que pueden tener localización externa o en las vías urinarias.8 La  cistitis eosinofilica en sus manifestaciones va desde una hematuria como única forma de presentación, hasta la presencia de un tumor fácilmente confundible con un cáncer. El diagnóstico se hace exclusivamente por biopsia y la presencia de eosinofilos en la pared vesical. Se debe hacer diagnóstico diferencial con cistitis intersticial, tuberculosis urogenital, carcinomas del urotelio y sarcomas.9
 

 

  Figura-1 Tejido epitelial transicional que conserva su histología, tejido sub-epitelial  laxo y denso con neo-vascularización  e  infiltrado difuso de eosinófilos. 50 X, H&E.
Figura-1 Tejido epitelial transicional que conserva su histología, tejido sub-epitelial laxo y denso con neo-vascularización e infiltrado difuso de eosinófilos. 50 X, H&E.


  Figura-2 Tejido epitelial transicional que conserva su histología, tejido sub-epitelial  laxo y denso con neo-vascularización  e  infiltrado difuso de eosinófilos. 100 X, H&E.
Figura-2 Tejido epitelial transicional que conserva su histología, tejido sub-epitelial laxo y denso con neo-vascularización e infiltrado difuso de eosinófilos. 100 X, H&E.


  Figura-3 Tejido epitelial transicional que conserva su histología, tejido sub-epitelial  laxo y denso con neovascularización  e  infiltrado difuso de eosinófilos. No se observa atipia celular. 400 X, H&E.
Figura-3 Tejido epitelial transicional que conserva su histología, tejido sub-epitelial laxo y denso con neovascularización e infiltrado difuso de eosinófilos. No se observa atipia celular. 400 X, H&E.




Comentario    

La cistitis eosinofílica es una enfermedad rara, de etiología poco clara, en la cual la pared de la vejiga es infiltrada por eosinófilos,4 Fue descrita por primera vez por Brown y era también llamada granuloma eosinofílico de la vejiga.5,6   
En un caso presentado por galenos japoneses, reportan el hallazgo de hidronefrosis bilateral y por ecografía y resonancia magnética, engrosamiento de la pared vesical. La cistoscopia reveló lesiones papilares, lesiones amarillas polipoideas y edema en toda la mucosa de la vejiga. El tratamiento conservador resultó en un alivio excelente de síntomas, y  remisión  al igual que en nuestra paciente.7
Algunos autores plantean que la cistitis eosinofílica está asociada con cistitis alérgica. En la cistitis alérgica, en la mayoría de los casos coexiste el antecedente alérgico heredofamiliar y/o personal de atopía, y este tipo de cistitis alérgica puede ser desencadenada por antígenos como alimentos, colorantes y condimentos, así como los pólenes y fármacos, e incluso los parásitos, como los enterobios, que pueden tener localización externa o en las vías urinarias.8 La  cistitis eosinofilica en sus manifestaciones va desde una hematuria como única forma de presentación, hasta la presencia de un tumor fácilmente confundible con un cáncer. El diagnóstico se hace exclusivamente por biopsia y la presencia de eosinofilos en la pared vesical. Se debe hacer diagnóstico diferencial con cistitis intersticial, tuberculosis urogenital, carcinomas del urotelio y sarcomas.9
 

 

Bibliografía    

1-Cardini S, Smulevich E, Salvadori A, Lombardi M. Augmentation ileocystoplasty in a case of eosinophilic cystitis. : Minerva Urol Nefrol. 1997 Dec;49(4):219-23.
2. Van der Ouden. Diagnosis and management of Eosinophilic cystitis: A pooled analysis of 135 cases. Eur Urol 2000; 37(4):386-394.
 
3-Popescu OE, Landas SK, Haas GP. The spectrum of eosinophilic cystitis in males: case series and literature review. Arch Pathol Lab Med. 2009 Feb; 133(2):289-94.
 
4-Lin HH, Yen TH, Huang CC, Chiang YJ, Kuo HL. Blood eosinophilia, corticoadrenal insufficiency and eosinophilic cystitis. : Urol Int. 2008; 80(2):219-21. Epub 2008 Mar 19.
 
5-Brown EW: Eosinophilic granuloma of the bladder. J Urol . 1960 ; 83:665.
 
6- Kiliç S, Erguvan R. Eosinophilic cystitis: a rare inflammatory pathology mimicking bladder neoplasms. Urol Internat 2003; 71:285-289.
 
 7-Umemoto S, Izumi K, Kita K, Kanno H. [A case of eosinophilic cystitis presenting with urinary  retention] Hinyokika Kiyo. 2007 Jan; 53(1):71-4.
 
 8- Scully RE, Mark E, et al. Case records of the Massachusetts General Hospital. N Engl J Med 1998(August 27):616-622.
 
9-Vázquez Ortega LS, Paraguirre S, Cantellano Orozco M, Morales Montor G, Calderón Ferro S. Cistitis eosinofílica: presentación de un caso y revisión de la literatura. Rev Mex Urol 2007; 67(4):212-214.

 

 

Web mantenido y actualizado por el Servicio de informática uclm. Modificado: 16/06/2015 10:37:35